top of page
  • Foto del escritorJose L. Chang-Segura

¿Por qué utilizar el término "Fármaco Anticrisis"?

Es frecuente escuchar en los congresos de neurología y con enfasis en epilepsia el término "fármaco anticrisis", en especial por neurólogos y epileptólogos. En el año 2020 la Dra. French y el Dr. Perruca publicaron una posición sobre porque recomiendan utilizar este término. En relación con este artículo y apoyando el mantenernos actualizados con el uso adecuado de los términos medicos realizamos a continuación un comentario del porque utilizar el término fármaco anticrisis.



Los medicamentos para el control de las crisis epilépticas han recibido diferentes nombres a lo largo de la historia, entre los que podemos mencionar: anticonvulsivantes, antiepilépticos y anticomiciales, de los cuales el más utilizado a nivel global en la actualidad corresponde a “fármacos antiepilépticos”. Sin embargo, en la actualidad estos medicamentos son efectivos en abortar o prevenir las crisis mediante un efecto puramente sintomático, en este momento no se conoce que tengan un efecto modificador de la enfermedad en pacientes con epilepsia o en el riesgo de desarrollar epilepsia en aquellos sujetos aun sin el diagnostico de epilepsia.


Ante esta situación con el propósito de estandarizar la terminología para el idioma español y nuestra región se propone utilizar el término “fármacos anticrisis” cuando se refiere a medicamentos cuyo objetivo es el control sintomático de las crisis epilépticas.


Entre las razones que se pueden mencionar para el cambio de nombre a fármacos anticrisis encontramos las siguientes:


  1. Los nombres de los medicamentos están mejor definidos por su efecto. Las medicinas actualmente utilizadas para el tratamiento de la epilepsia son sintomáticas. Por esta razón llamar “antiepiléptogénicos” a los fármacos podría ser inapropiado ya que no tiene la capacidad de tratar la causa subyacente de la epilepsia; aunque en español el término podría ser el término “antiepiléptico” aquel que define que los medicamentos controlan los síntomas que son las crisis. Mientras que la capacidad actual de los medicamentos les permite prevenir o abortar las crisis tiene amplia evidencia, por lo cual el término “fármacos anticrisis” precisa mejor su efecto. Otro termino inapropiado corresponde al de “anticonvulsivantes” debido a que no todas las crisis son motoras tónico-clónicas y no todos son efectivos contra las crisis motoras.

  2. El uso del término “anticomicial” no es apropiado porque evidencia el estigma asociado con el nombre de la enfermedad o a sus manifestaciones. Sin embargo, el origen de este término es aún más estigmatizante que se puede trazar a la Antigua Roma, donde cuando alguien tenía una crisis durante un “comitium” (comicios o asamblea romana), la asamblea tenía que ser suspendida y dispersa ya que la ocurrencia de la crisis era considerada un signo ominoso.

  3. Renombrar estos medicamentos como “fármacos anticrisis” mejorará la comunicación con el paciente. El cambiar el nombre permite una conversación necesaria entre el paciente y el clínico, en referencia a que consiste en un tratamiento sintomatológico que solamente tendrá un efecto mientras se tome a intervalos regulares. Este concepto es importante porque algunos pacientes pueden comprender al usar el término antiepilépticos que el control de crisis es evidencia de curación de la epilepsia y por lo tanto continuar el tratamiento es innecesario.

  4. Nuevas clases de medicamentos que tienen como objetivo el mecanismo de base de la enfermedad está siendo desarrollados. En los últimos años se han presentado mayores avances en describir los mecanismos que están involucrados en la epileptogénesis, lo cual ha llevado a la identificación de unas posibles dianas terapéuticas para prevenir la epilepsia o modificar el curso de la epilepsia. Mientras estos medicamentos se estén desarrollando, y en un futuro estén disponibles para el uso clínico, es esencial adecuar la terminología para diferenciarlos de aquellos tratamientos que son sintomáticos. Esto permitiría un lenguaje más claro que describa el efecto esperado de los medicamentos que son utilizados actualmente y a futuro, especialmente en aquellos que se encuentren en un ensayo clínico para indicaciones que van más allá del control sintomático de las crisis.

  5. Uso de una terminología universal en la literatura médica. Para su uso en artículos, libros, ponencias, congresos de epilepsia en la región de LATAM.

En consecuencia, instamos a uttilizar el término fármaco anticrisis de ahora en adelante para facilitar la comunicación con nuestros pacientes y en consecuencia con un término más apropiado.

79 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page